Con Merchi y Agustín he vivido un sín fín de momentos emotivos.

Poco a poco fuí conociendo su historia, un amor que viene desde que eran niños ahora se podían dar el sí quiero y yo era el privilegiado que íba a 

capturarlo con mi cámara.

Por fín lograron el sueño de toda una vida, haciendome partícipe de su gran historia de amor.

Las lágrimas de emoción nos salieron de manera fácil al ver tanta felicidad y emociones vividas en aquellos precisos instantes.

En esta boda no faltó una sorpresa por parte de Merchi y, una lágrima por parte de Agustín.

Merchi tan entregada a hacer felíz a Agustín puso todo su empeño en demostrarle el amor que siente por él que incluso se atrevió a bailar 

en su llegada a la boda.

Agustín estuvo muy emocionado en toda la boda porque Merchi no paró de hacerle demostraciones de amor teniéndolo siempre de sorpresa

en sorpresa.

Esta pareja merece que todo le sonría porque el amor les ha llegado de verdad, y les estaré eternamente agradecido por haber confiado en

mi trabajo.